Pitos

Mira por debajo del faldón

donde el brasero calienta

y toca con los dedos

las brasas que arden detrás de los hierros.

Cógete bien fuerte a uno de ellos y tira 

hasta que salgan todas locas

despedidas como ratones pillados in fraganti

detrás de un queso.

Observa cómo las rodillas del resto

 de jugadores de mus deforman su gesto

cuando la brasas les arrugan la piel bajo los pantalones.

Pitos, cerdos, jirafas sin cuello en acordeón.

Ellos manteniendo el tipo,

mientras tú te sorprendes

al comprobar que no ardes

y que el azar

te ha permitido salir corriendo 

mucho antes del incendio.

Elizabeth Rodríguez Checa

Una respuesta a “Pitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s