Ocaso

Te empujo al seto para hacerte daño

y quiero que cada rama seca

se hunda en tu espalda.

Te arrojo al ocaso

porque quiero desterrarte

y ser yo quien habite un astro por primera vez. 

Te hago la zancadilla para que caigas de bruces

y pierdas los dientes

y sangres

y quieras volver a ser. 

Entonces seré yo quien haga realidad tu deseo

y te traiga viva;

con boca,

con dientes,

con lengua.

Sin heridas que curar 

porque llegas intacta.

Sin poder doler. 

Ilustración de Elizabeth Rodríguez Checa

2 respuestas a “Ocaso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s