Baile antiguo

Volátil, cetrina, casi muerta.
Aparece vestida como solía.
Llega arrastrada y anémica,
iracunda, flaca y sin tez.
No trae cara ni mueca.Solo un halo desalado
pero no se queja. Simplemente ulula.
Trae sus patas de búho y unos enormes ojos
fijos sobre una peana
como anhelando quedarse allí,
rígida eternamente.
Le aparece un repentino deseo de bailar
y baila, palabras atropelladas :
Babucha, libélula, estrofa, paz
de sus pies minúsculos con cinco dedos.
Saltimbanqui, funambulista,
circense en guerra por dentro.
La que llegaba sin apenas erguirse
descubre que nació antes de tiempo.
Su carne, su gesto estaban a medio hacer.
Una vez terminados se los puso.
Apareció en el salón
como una niña con zapatos nuevos.
De fondo, una rara melodía.
con la que la que suscribe
que ya no es
volátil, ni cetrina
ni iracunda ni flaca.
Que ya no es búho
sino pez con sonrisa
que gira
y gira
y gira
y gira.

Elizabeth Rodríguez Checa

Una respuesta a “Baile antiguo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s