Carmen





Has subido tan alto que no puedes verte las rodillas.

Por brazos tienes hélices

y por pies unas delicadas plumas,

pero aún no sabes que tu nombre

está soplado en el aire

y que no hay pabilo

si tú no lo prendes antes.

Demiurgo de risa,

hacedora de volcanes emergentes

eres desde ese lugar elevado

reina y señora de una ciudad en llamas.

Déjame que al menos pueda

suspirar por el efecto Stendhal

lo que tú creas cuando miras.

Donde nada hay, haces que nazca un elefante sabio

y donde sobra todo te tragas las ruinas.

Ya que todo está por hacer,

bajemos al lugar de donde vienes

y como dos ancianas, a paso imperceptible

pongamos la vida en su lugar.

Los rojos donde los azules,

Los grises donde los verdes

y la lluvia en recorrido inverso

volviendo a la cima.

Ilustración de Elizabeth Rodríguez Checa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s