XXI Trenes

Hace tiempo que perdieron su sentido. También su dirección. Han pasado a ser los grandes olvidados de la tierra y enterrados juntos en una fosa común. Hoy solo queda uno que sigue haciendo sencillos trayectos de ida, aunque sin permiso para la vuelta. A sus escasos viajeros se les disuade con una ida sin retorno y  además con un desplazamiento aséptico e impersonal : 

Señores viajeros, guarden la distancia social y ocupen solo los asientos sin precintar.

Hoy hay un vasto cementerio de trenes a nuestros pies y un cielo atestado de vehículos aéreos, conducidos por antiguos maquinistas que se cansaron de mantener las distancias.

Ilustración Luis Palacios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s