Misterio

Desconozco cuál  es tu secreto.

Esa alta cumbre a la que no me permites llegar.

Ese lugar vespertino que me tienes prohibido, 

al menos, desde que te observo  con mi catalejo.

Cierras la puerta, giras el pestillo 

y  comienza la fiesta inaugural

de un impúdico secreto.

Afuera, agazapada, silenciosa, prieta

afino mi oído  

con la intención de dotarlo de visión diurna,

de atravesar la puerta que me separa de tu verdad.

Me agita por dentro.

y  suena a metal, a acto cotidiano, a útiles pequeños

a mordaza y a costumbre.

Recreo así un episodio imaginado

y salen fuera mis fantasmas, 

los ancestrales, los de siempre

y quedan dentro los tuyos, 

a  los que solo oigo levemente susurrar

que aquella puerta la cierran ellos, 

no tú. 

Porque una vez cruzado el umbral

formas parte de la tribu.

Ilustración de Elizabeth Rodríguez Checa

Una respuesta a “Misterio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s